Buscar
Sindicación RSS
Las más visitadas

 

Platea Ebook

     

     

    Webs

       

       

      Contra Armada, Luís Gorrochategui Santos

      Por activo y por pasivo hasta la mismísima saciedad Inglaterra (después Gran Bretaña) ha encumbrado, vanagloriado y demás adjetivos “altisonantes” que queramos apuntar sobre su “gesta” en el episodio de la mal llamada “Armada Invencible”, la Gran Armada de Felipe II como sinónimo de una gran derrota de España y una gran victoria de Inglaterra, ello se ha llevado a cabo como campaña nacionalista-propagandista desde 1588 hasta nuestros días donde la misma sociedad británica (políticos, militares, funcionarios, etc.) y en particular -autores y editoriales anglosajonas y de la periferia cultural- (incluido algunas no anglosajonas) han cogido el testigo de contarnos en sus obras, libros (muchos de ellos traducidos al español), documentales, etc., sus patrañas sobre el episodio de la Empresa de Inglaterra de Felipe II.

      Por otro lado, otro episodio o empresa llamada Contra Armada (replica inglesa de la “Armada Invencible”) enviada un año después, o sea, 1589, por la reina Isabel I de Inglaterra contra España, y, donde se produjo una de las mayores derrotas, catástrofes navales (otro episodio ocultado y silenciado por Gran Bretaña fue la derrota y fracaso inglés en la Guerra de la “Oreja de Jenkins” o Guerra del Asiento en Cartagena de Indias a manos de los españoles) de Inglaterra producidas por los españoles ha sido ocultada y silenciada celosamente durante más de cuatro siglos por Gran Bretaña.

      Bien, pues, con estos antecedentes os quiero reseñar el libro, la obra: Contra Armada. La mayor catástrofe naval de la Historia de Inglaterra, de Luis Gorrochategui Santos [(La Coruña 1960) graduado en Filosofía por la Universidad Central de Barcelona, profesor de Filosofía de Instituto, publicista en numerosas revistas, libros y periódicos, conferenciante y miembro de la Orden de Caballeros de María Pita, de la Asociación Gran Armada, etc.] donde se nos presenta, “desengrana” y muestra unos hechos que Inglaterra y el mundo anglosajón en general (salvo unos pocos) a tratado de ocultar con el devenir de los tiempos.

      El fracaso de la Empresa de Inglaterra dio pie a la contraofensiva inglesa. Isabel I de Inglaterra quería aprovechar la ocasión, sabía que una veintena de naves de la Gran Armada de Felipe II habían naufragado y la gran mayoría de ellas estaban “tocadas” y tenían que ser reparadas. La reina creía que España no podía defenderse de la mejor manera si enviaba una gran flota… El primer objetivo era destruir el grueso de la Gran Armada que estaba reparándose mayormente en el Cantábrico, en Santander (Drake y Norris no cumplieron ese objetivo, en su lugar atacaron La Coruña); el segundo, era conquistar Lisboa, de esa manera secesionaba Portugal de España, ponía a su amigo bastardo, el prior de Crato como rey de Portugal y aprovecharía las posesiones portuguesas de ultramar…; y tercero, interceptar la flota de las Indias en las Azores. Culminado los tres objetivos el colapso del Imperio español vendría de la mano, de esa forma aprovecharía y haría suyas las rutas oceánicas descubiertas por España con la consiguiente riqueza y poder para Inglaterra; sin embargo, la Contra Armada sería derrotada primeramente en La Coruña en una heroica defensa de la ciudad por parte de los españoles donde los ingleses tuvieron muchos heridos y muertos. En Lisboa los ingleses sometieron a la ciudad a un asedio, sin embargo resistió cambiando las tornas de tal forma que los sitiados obligaron a los ingleses a huir, se reembarcaron con enormes perdidas ante la abrumadora presión de los sitiados; además en el mar también serían derrotados en breves encuentros.

      Pero la obra nos aporta más información aparte de la propia campaña y principal de la Contra Armada inglesa (segunda parte), el apartado primero o primera parte nos habla de la Gran Armada, y el apartado de la tercera Parte nos lleva por los sucesos posteriores entre otros como: El fin de Drake y Hawkins, Cádiz y el Bóreas o La Paz.

      La obra consta de 433 páginas divididas en un prólogo, una introducción, un epílogo, un índice de ilustraciones, un índice de nombres y temas, una bibliografía (más de 74 autores y obras, además, información procedente del Archivo General de Simancas, Biblioteca Nacional, Museo Naval y la Real Academia de la Historia) y tres partes o temas principales con un total de 36 capítulos; además la obra cuenta con 775 notas y referencias y, unos 65 mapas, ilustraciones y fotografías.

      Lo mismo que la propaganda inglesa se encargó de vociferar y ’ensalzar’ el fracaso de la Empresa de Inglaterra (para ellos despectivamente ”Armada Invencible”) para sus propios intereses; la propaganda inglesa también se encargaría de tapar y ocultar sus “vergüenzas” de la Contra Armada por algo más de 400 años, de hecho llega hasta nuestros días.

      Sí, hagámonos la pregunta:

      ¿Cómo es posible que dos episodios tan similares como la Gran Armada, la famosa “Invencible” sea tan conocida a nivel internacional como “derrota” de los españoles y, su replica inglesa Contra Armada -gran catástrofe y derrota inglesa- a manos de los españoles no sea conocida?
      La historia es una e irreversible… Por muchos intereses creados que haya por ocultar un hecho, los indicios o pistas tarde o temprano afloran.
      Como en la escena de un crimen, donde el asesino ‘inteligente’ se encarga de destruir, ocultar las pruebas para que cuando llegue la policía o el investigador de turno no encuentre nada, una vez personándose la policía no encuentra nada…, creyéndose el asesino que “ha salido de rositas”; pero mira por donde, que pasado un tiempo se contrata para el caso a un investigador privado, concienzudo y pulcro en su trabajo el cual empieza a indagar, escudriñar, investigar y como fruto de su trabajo encuentra unos pequeñísimos restos. El detective manda que se le hagan a los restos encontrados la prueba del carbono 14 y del ADN dando como resultado la muestra: el origen del lugar y las características de su autor.

      Veamos algunas pruebas… de los distintos tópicos y patrañas anglosajonas para explicar la “derrota de la Invencible” y la “inesistencia de la Contra Armada” tanto de las premisas mayores como las menores y algún que otro punto:

      * El apelativo “Invencible” no fue dado por lo españoles, fueron ellos, los ingleses quienes utilizaron la expresión burlonamente.

      * España si tenía una política naval (muchos detractores dicen que carecía de ella) en el siglo XVI.

      * Se ha dicho que los barcos españoles eran peores, eso es falso. La campaña de 1588 demostró lo contrario.

      * Se ha dicho que la artillería de hierro colado inglesa era mejor. Eso es falso.

      * Que la Gran Armada provocó un problema de deforestación. Eso es falso.

      * El fracaso de la Gran Armada significó el hundimiento de la presencia española en el Atlántico y el comienzo de la decadencia hispana, además del nacimiento de Inglaterra como potencia. Eso es falso.

      * El fracaso y derrota de la Contra Armada es una de las causas de que aún no naciera el Imperio británico, además sería necesario ocultar los siglos XVI, XVII, XVIII y el principio del XIX.

      * La “Invencible” y Trafalgar los grandes momentos del Imperio británico, además de jactarse del anacronismo histórico que representa el Peñón de Gibraltar (se enseñan, escriben, publican y se realizan documentales hasta la saciedad…), a costa de ocultar vergüenzas nacionales producidas por los españoles como la: Contra Armada inglesa, la guerra de la Oreja de Jenkins o Pensacola (1781) entre otras.

      * El Imperio Español fue el más grande de la historia y el primero planetario (aunque no les guste a los anglosajones y a sus “primos” los angloamericanos).

      * La época victoriana es la culpable de la historiografía actual, construyeron una imagen marítima de la Inglaterra del siglo XVI, y el producto de ‘consumo’ lo extrapoló a la sociedad del siglo XIX y, a su vez, lo proyectó, actualizándose en el siglo XX y el presente siglo XXI.

      * El historiador que desde el presente siglo XXI indaga, busca, investiga el siglo XVI español, se tropieza inevitablemente con la Inglaterra del siglo XIX y sus secuelas.

      * Se encuentra una peculiar “estirpe de hispanistas” muy alejada de la verdadera Historia de España, estos son los nuevos “propagandistas investidos de historiadores”, rancios herederos del nacionalismo historiográfico inglés que niega o quisiera negar que el Imperio español existió.

      Autores como el británico Henry Kamen (nacido en Rangún) habla con total deformación histórica haciendo suya la -DeconstruccióN- de España, un ejemplo de ello se encuentra en su obra Imperio en el que con comentarios como: “Los historiadores españoles del siglo XVI engañan, adorna y falsean” o “Fuera de Castilla, todo el mundo sabe que España no existe”, otra joya de este señor se encuentra en su obra Felipe de España y episodio de la Contra Armada. Autores como el francés Joseph Pérez cae el los tópicos de siempre… en su libro Historia de España dice que de la Armada “Invencible” llegaron a la Península 16 barcos. El escoces Angus Konstan en su obra La Armada Invencible nos menciona más de lo mismo…, llega a decir que se perdieron 45 barcos.

      * Inglaterra ha creado una imagen distorsionada a partir de la idealización del fracaso de la Gran Armada y su completa ocultación e ignorancia de los avatares posteriores como lo fue: la Contra Armada.

      * La Contra Armada, tuvo como nexo con la Gran Armada de Felipe II las enormes perdidas humanas, se estima unos 20.000 hombres (historiadores británicos han sido y siguen siendo reacios a aceptar las cifras). Los efectivos de la Contra Armada fueron cerca de 28.000 hombres; por su parte, los efectivos de la Gran Armada fueron de unos 26.000 hombres.

      * De los aproximadamente 180 a 200 barcos de la Contra Armada, sólo volvieron a Inglaterra 102 según “la lista de pagos” a fecha de 15 de septiembre de 1589.

      * Isabel I de Inglaterra dio orden bajo pena de muerte de ocultar sistematicamente las bajas y daños que tenían los ingleses causados por los españoles en la misma Empresa de Inglaterra.

      * La derrota de la Contra Armada a manos del Imperio español salvó al mismo e hizo que la influencia española a través de los siglos llegara y estuviera presente en nuestros días, el ejemplo es: América Latina.

      * “La derrota de la ‘Armada Invencible’” (fue un fracaso y no una derrota) es el gran hito del nacionalismo inglés, con su retahíla de tópicos asociados.

      * Ni un solo barco español fue abordado en la Empresa de Inglaterra.

      * La historia de la Contra Armada no se enseña en los colegios de los países anglosajones ni en algunos cursos superiores, sin embargo la historia de la Gran Armada (despectivamente por los anglosajones “Armada Invencible”) se estudia hasta la saciedad…, pero en la mayoría de los casos distorsionada y sesgada.

      * La Gran Armada de Felipe II no fue nunca derrotada. Quedó dueña del mar tras cada una de las cuatro batallas libradas en el canal; sin embargo la Contra Armada inglesa que envió Isabel I de Inglaterra en 1589 contra España si fue derrotada en tierra y en los pocos encuentros del mar.

      * La deshonrosa huida del ejército de Norris la noche del 4 y 5 de junio de 1589, ha sido ocultada por el relato fantástico del capitán A. Wingfield (los historiadores de varias épocas van ha reconstruir las operaciones de aquél episodio de la Contra Armada a partir del mismo, el cual ya arrastra más de cuatro siglos engañando a todo el mundo que quiera saber de la Contra Armada). Los días 5, 6, 7, 8 y 9 de junio de 1589 el ejército inglés no estaba en Lisboa. No solo el relato de Anthony Wingfield en su A true Discourse miente, sino que otro relato escrito en latín: Epheris expeditionis Norreysius et Drakus in Lusitanium también miente, de hecho autores victorianos como Jonh Barrow en su Life, voyager and exploits of Sir Francis Drake utilizaría y se apoyaría en dichos panfletos

      * De las consecuencias de la Empresa de Inglaterra (siempre se habla de los muertos de la Gran Armada), debieron de morir unos 8.000 hombres la mitad de los efectivos que había en las naves inglesas. Las bajas españolas no llegaron a la mitad de su efectivos.

      * El autor nos dice en su obra que ahora en el siglo XXI, España mira al pasado, a su historia, sin ningún tipo de “histerismo” y encuentra que su antigua grandeza ha quedado enterrada por la historiografía foránea, y especialmente la anglófona de los últimos dos siglos.

      Concluyendo. Una obra altamente recomendable que debería de tener y estudiar todo aquél que le atrae la Historia de España y en particular del siglo XVI español… Me atrevería a decir que es una obra redonda, magnifica, excelente con un alto grado de lucidez intelectual…, una obra clarificadora que desmonta y descubre todas las patrañas anglosajonas que se han vertido y se siguen vertiendo en el mundo anglosajón (y en la aculturación que impone de la misma a otras naciones como si fuera la panacea…) sobre el Imperio español del siglo XVI (aunque no es el único siglo, pero esto es “harina de otro costal”…) en sus máximos exponentes: La Gran Armada de Felipe II y la Contra Armada inglesa de Isabel I. Sería bueno y deseable que la obra: Contra Armada… se tradujera a la lengua de la pérfida Albión (idioma franco actualmente gracias a los yanquis, que no a los hijos de la Gran Bretaña), de ese modo algunos autores y editoriales anglosajones, angloamericanas y, de paso gran parte de la Sociedad se “enterarían” que la Historia no tiene un sólo “color”, un sólo “idioma” y un sólo “pensamiento” que acapare y atropelle todo lo demás que no “comulga” con unos cánones, sobre todo, culturales-anglosajones.

      “Imposible de engañar a todo el mundo todo el tiempo”
      Abraham Lincoln

      ¡Os deseo que disfrutéis de su lectura!

      JF

      Idioma: español.
      ISBN: 9788497816526
      Edición: primera.
      Año: 2011
      Editorial: Ministerio de Defensa.
      Autor: Luis Gorrochategui Santos

      Posts Relacionados

      30 comentarios para “Contra Armada, Luís Gorrochategui Santos”

      • leiva dice:

        Hola, JF, felicidades por la reseña tan detallada. Por cierto, si alguien está interesado, puedo pasarle la monumental obra en dos tomos de Fernández-Duro sobre la Armada (en pdf, claro). Basta con darme un mail para que se la mande.

        Saludos

      • JF dice:

        Muchas gracias, Leiva, te lo agradezco y más de ti.
        Sí, he intentado realizar la reseña lo más completa posible, seguramente se puede escapar algun pequeño detalle, pero los que están expuestos son los básicos y contudentes en el tema.
        Interesante, lo que propones de pasar en pdf la obra de Fernández-Duro sobre la Armada.

        Un saludo.

      • J. Ignacio dice:

        Buena reseña sobre un libro que apunto entre mis futuras adquisiciones. Veo que el autor no es un historiador académico, sin embargo el libro está muy trabajado, con estudio de archivo y de bibliografía especializada, y según se nos dice se tomó diez años para escribirlo. Se nota que escribir un buen libro precisa tiempo y esfuerzo, todo lo contrario de un refrito que se escribe en seis meses tras leer media docena de libros, como me parece que es el caso de una colección sobre la IIGM que acaba de sacar al mercado cierta editorial. Una pregunta para JF, cual es tu opinión sobre el La Gran Armada de Geoffrey Parker y Colín Martín, es un libro definitivo como señala la propaganda editorial y reseñas aparecidas en periódicos de gran tirada o pesiste en los tópicos de la historiografía inglesa que con gran acierto has denunciado.

      • JF dice:

        Gracias J. Ignacio.
        Efectivamente, diez años nos dice el autor que se paso para ejecutar el magnifico libro que tenemos ahora.
        Respondiendo a la pregunta que planteas (en mi modesta opinión), tengo que reconocer que el libro de Geoffrey y Colin es muy bueno, pero no definitivo. Los topicos de la historiografía inglesa “por desgracia” pesan mucho. Arnold Toynbee en su tesis sobre historiografía inglesa reconoce que esta es muy nacionalista. Sí, creo que el nacionalismo británico “impregna” algo a la obra, aunque no sea total y quiera dar la sensación de imparcial, neutral… pero al fin y al cabo barre un poquito para casa. Si queremos decir que es uno de los mejores libros escritos sobre el tema por anglosajones: también es verdad, pero como digo (mi opinión) no es definitivo, el nacionalismo pesa.

        Un saludo.

      • leiva dice:

        Yo he leído sobre la Gran Armada tres libros: el de Geoffrey Mattingly, que me pareció genial, el que ahora publica Planeta, que es el al que se refiere J. Ignacio, y que editó Alianza en su día, y el de Geoffrey Parker que hace tiempo reseñé “La gran estrategia de Felipe II”, que no se ocupa exlusivamente de la Armada, sino de la estrategia general del imperio español a través de varios casos.
        No hace falta que diga que Parker es uno de los mayores especialistas sobre la España del siglo XVI y además es un escritor magnífico. No creo que sea parcial o barra para casa. Si es así, todos los historiadores españoles que cantan las maravillas de la España imperial sin ver en ella una sola brecha o motivo de crítica también se llevan el agua a su tejado. Los mitos nacionales no son pecado de un solo país, desgraciadamente. Solo que los mitos de los otros países nos parecen malos y los nuestros nos encantan. Eso, lamentablemente, es convertir el estudio de la Historia en un partido de fútbol con sus hinchas vociferando eslogans pase lo que pase y haga lo que haga su equipo. Personalmente, odio el fútbol.
        La verdad es que existen varios libros británicos sobre la Contrarmada, libros recientes, y no son precisamente condescendientes con la expedición ni con Drake, que a raiz del ataque fallido perdió el favor de Isabel.
        En los documentales de Canal Historia sí que ví una vez un bodrio inglés sobre la Armada Invencible que insistía en todas las chorradas dichas y por decir. Pero es que el Canal Historia es a la Historia lo que Carmen de Mairena a Naomi Campbell. Hay que leer libros serios.
        Por otra parte, la mayor parte de los tópicos sobre los cañones, la falta de política naval española, etcétera, ya están tratados en los libros de Parker y en otros. Por cierto, en cuanto a las pérdidas de la Armada Invencible, Cesareo Fernández Duro cita dos documentos del AGS que indican lo siguiente: “son las naves perdidas 41 (galeones), patajes 20, galeazas 3 y galera 1, en total, 65”. De estas la mayor parte se hundieron o embarrancaron por las tormentas, no por la acción de los cañones ingleses.
        Técnicamente, la guerra fue un triunfo final español, ya que Isabel se vio obligada finalmente a negociar, que era lo que hacían todos los reyes de la época cuando se quedaban sin pasta. No hay que olvidar que todo venía por la guerra en Holanda, y sostener esta guerra era igual de ruinoso para las arcas británicas que para las españolas, solo que España tenía más dinero. Las guerras fanáticas hasta el exterminio del rival llegarían luego, con los estados nacionales, los presupuestos militares y los ciudadanos en armas. Siempre me ha encantado una historia que leí en el libro de Parker: esperando que pagaran su rescate, uno de los nobles españoles capturados en la Armada, se entretuvo en Londres confeccionando uno de los primeros diccionarios inglés-español.
        En cuanto si un libro de Parker es definitivo o no, no hay libro definitivo sobre nada, especialmente en historia, porque siempre se encuentran nuevos documentos, etcétera, que pueden enriquecer el tema, aunque es más probable que estos nuevos hallazgos se produzcan en materias más cercanas, como por ejemplo la Segunda Guerra Mundial (con la apertura de los archivos en Alemania Oriental, por ejemplo) que no en asuntos del siglo XVI. Los libros sobre el tema son recombinaciones de la misma documentación, complementada con archivística municipal, local, etcétera y ampliada con los libros de los especialistas. Y donde no hay documentación, el historiador tiene que opinar, es decir, especular: “la verdad nunca es neutral”.

      • juan dice:

        sumemos ha esto el fracaso de lord nelson (con toda mi admiracion para el como tactico naval) juntos co algunos fracasos. ocultados. y veremos que los hijos de la gran bretaña no siempre salieron victoriosos cuando se cruzaron con nosotros, pero ah la propaganda….
        …anglosajona

      • vicent dice:

        Hay un libro de Keegan que describe sobre ” grandes meteduras de pata” de la historia militar y uno de los casos que cita es el asalto de Cádiz que es una auténtica chapuza por parte de los ingleses que tuvieron que salir corriendo como ineptos. Pero ellos y los americanos han ganado muchas guerras y dominan el cine. Los españoles, los indios, los centinelas alemanes y los cobardes italianos son caricaturas inglesas que han tenido un éxito indiscutido por las masas que ven cine, comen palomitas y creen en la superioridad racial y moral anglosajona.

      • leiva dice:

        ¡Es bueno lo de los centinelas alemanes! ¡Son aquellos que nunca se enteran de nada, a los que los comandos matan acercándose en silencio!
        Efectivamente, el mercado inglés domina, aunque también tienen buenos ejemplos de autocrítica. No sé si alguien ha leído el megatomazo sobre Waterllo de Peter Höfschroer, quien sostiene que en realidad la batalla fue una victoria prusiana y no de Wellington. Pues Höfschroer es británico (aunque especialista en el ejército prusiano, sobre el que ha escrito varios libros en Osprey).
        También tienen una habilidad extraordinaria para convertir en grandes historias épicas incluso las derrotas más espeluznantes. Literariamente, las derrotas siempre han sido más bonitas que las victorias, véase por ejemplo la retirada de Rusia, lo bien que quedan los confederados soñando con las villas con columnas arrasadas por los negros…

      • vicent dice:

        El mismo libro que cito de Keegan u otros que publicó hace años la Editorial Salvat hablan de grandes torpezas hechas por militares ingleses a lo largo de la historia como Isandlwana, el Somme, Dieppe o la retirada de Afganistán. Pero los ingleses siempre les ha quedado el cine.

      • JF dice:

        Vicent, es muy cierto lo que dices, a los ingleses y sus primos estadounidenses además del cine con el que se “desfogan” contándonos muchas batallitas sobre todo de la SGM, de ser unos “salvadores” del mundo y demás; quisieran “imponer” su cultura e idioma intentado hacer una aculturación global o terráquea. Sí, utilizan su idioma como si fuera la “panacea” su medio vehicular a las demás ramas culturales, pero anglosajonas (que no se olvide): música, libros (en el caso que nos toca: historia, su historia y muchas veces contada a su manera por sus “propagandísticos” autores y respectivas editoriales), ciencia, etc. A todo ello y otra vez en el caso que nos toca, hay que decir también, que se arrastra y les “pone” la Leyenda Negra hacia España hace ya unos siglos. El libro que se menciona más arriba en algún comentario, es un ejemplo de lo pretencioso-anglosajón e intentando hacer cátedra de ello: se atreven a decir “definitivo”. ¡Patético!

        Saludos.

      • vicent dice:

        Yo, de niño, disfrutaba de las películas de piratas con los insufribles Tyrone Power o Errol Flyn pero; con el tiempo, me he dado cuenta de que los ingleses son unos piratas despreciables que han robado lo que han podido o lo que les han dejado. Tuvimos la desgracia de tener que aliarnos con Napoleón y pelear contra ellos hasta quedarnos sin colonias y sin marina de guerra. Además de piratas despreciables nos han vendido su versión de la historia militar.

      • leiva dice:

        Y, puestos a acusarles de cosas, ¿no tendrán también la culpa del cambio climàtico, la deforestación del Amazonas y del final confuso de “Lost”?

      • JF dice:

        De lo que no tienen culpa es de ser: los Hijos de la Gran Bretaña…

      • APV dice:

        Vicent el libro que citas me parece que es Historia de la incompetencia militar de Regan.
        Leiva la obra de Fernández-Duro se puede bajar en la propia página de la Armada: http://www.armada.mde.es/ArmadaPortal/page/Portal/ArmadaesPannola/ciencia_ihcn/01_a-cesareo-fernandez-duro

      • vicent dice:

        Si, APV, el libro del que hablo es el de Regan. Recuerdo de él descripciones de acciones en la Bahía de Cádiz por parte del Duque de Essex (creo) y de la PGM a cargo de Sir John French en las que, francamente, Regan los pone como incompetentes sin remedio.

      • theo dice:

        Por los comentarios no queda más remedio que leerse el libro de “marras”.
        Gracias APV por el enlace de la obra de Duro.
        Por otro lado, comentaís y cargais las tintas sobre las espaldas de los ingleses. Pero es que la “leyenda negra” también ha calado en la historiografía actual española.

        ¿No sabreis dónde puedo descargar la obra de Clonard?

      • JF dice:

        De cargáis, nada de nada, apelo a la mismísima Historia. Es un hecho que la leyenda negra (esa que apunta en el comentario) llega hasta nuestros días y es un invento contra España procedente de Inglaterra y Holanda principalmente, después otras naciones con odio manifiesto hacia España tomarian el testigo, entre ellas la que más destaca es EE. UU, pero incluso Hispanoamerica también hacen eco de esa Leyenda Negra. El odio instintivo a España fue considerado factor importante en el patriotismo isabelino. Ello se puede ver en “Patriotism in the Elizabethan Drama. La historiografía no se escapa de ella… y recientemente o la que más influye a nuestro tiempo -la época victoriana- es muy culpable…

        “De marras…” hay muchas marras por todos sitios.

        “No la verdad, sino la opinión es la que puede viajar por el mundo sin pasaporte”

        Sir Walter Raleigh

        Unas obras entre otras que nos ilustran y nos ponen al tanto (recomiendo desde aquí) de la Leyenda Negra hacia España son:

        “La Leyenda Negra. Un invento contra España” de Philip W. Powell
        “El Imperio y la Leyenda Negra” de José Antonio Vaca de Osma

      • theo dice:

        Bueno. No he querido herir la sensibilidad de nadie por decir el libro “de marras”. Cómo el libro tiene una buena crítica, a tenor de lo expuesto más arriba, pues he querido referirme a él de esa manera. En cuanto a la leyenda negra, no debemos olvidar el papel portagonista del dominico las Casas cib su Brevísma destrucción de las Indias, y no menos importante el poder de la imagen representado a la sazón por Theodore de Bry.
        En España historiadores actuales, es lo que me refería en el anterior post, tenemos al “ilustre” Miqel Izard y sus acólitos, que desvirtúan (cuando no manipulan)la Historia.

        Yo recomendaría, como lectura sobre la leyenda negra, a Julian de Juderías “La Leyenda negra”.

        prometo no volver a utilizar “de marras”

      • JF dice:

        No theo, puedes utilizar las palabras que quieras (cada uno es libre de hacerlo) siempre y cuando no se insulte a nadie, creo que eso es básico y cívico. Podemos alabar o criticar a los autores por sus libros y, eso es lo que hacemos aquí.

        Un saludo.

      • vicent dice:

        Si os fijáis todos los países tienen leyendas negras: los italianos son cobardes, los ingleses son unos piratas, los americanos y los alemanes son unos genocidas (de indios y de judíos), los rusos son unos brutos primitivos, los ex-yugoeslavos son guerreros irredentos o ladrones violentos, los portugueses son los lacayos de los ingleses y los franceses son unos engreídos insoportables. En idioma inglés hay varias palabras que nos han copiado: inquisición, fiesta, guerrillero, siesta y bravo.
        Cuando uno es el primero de la clase, como lo eran los españoles en la época de Antonio Pérez e Isabel I, los que van detrás utilizan todas las armas para derrotarlos. Una de las armas es el arma de la propaganda. ¿Que hace mas daño a EEUU?¿un helicóptero apache derribado o unas fotos de Abu Gharib en la que un grupo de soldados borrachos se mofan de un prisionero? ¿todos los soldados norteamericanos hacen lo mismo?¿todos los españoles somos inquisidores en potencia y amantes de la fiesta/siesta?
        Solo el que se mueve hace ruído.

      • theo dice:

        En la actualidad, sobre todo desde hispanoamérica, se perpetua esa leyenda negra. Ha tenido mucho eco la obra, por decir algo, de Galenao “las venas abiertas de latinoamérica”. Tanto eco que, he llegado a escuchar como algún hispanoamericano pide y solicita que desde la actualidad pidamos perdón por lo sucedido en hispanoamérica. Y el problema es que, en nuestro país, tenemos algunos ilustres autores que apoyan ésta porquería.

        Cambiando de tema estoy pensando en comprar la reedición de la “gran Armada” de parker ¿qué opinaís? Me es importante vuestra opinión.

      • theo dice:

        dónde digo Galeano es Galeano, concretamente Eduardo Galeano

      • JF dice:

        Es cierto, hay muchos clichés y prejuicios como los que apuntas Vicent, pero quien se lleva la palma en la Leyenda Negra es España. Tópicos centenarios e imaginario colectivo, sobre todo, el alglosajón es el culpable y promotor de ello.
        Fíjate lo que nos apunta el autor Philip W. Powell en su obra “La Leyenda Negra. Un invento contra España”

        … Y la verdadera y horripilante inhumanidad de las civilizaciones del siglo XX, comprobada, por ejemplo, en los campos rusos de tortura y esclavitud, en los atentados de genocidio realizado por los alemanes y otros grupos, y en el lanzamiento de la bomba atómica por los americanos en Hiroshima, no deja campo ni derecho a que los de nuestro tiempo sienta cátedra de moralistas y enjuicien la conducta de los españoles del siglo XVI…
        pp.51

        Sí, estamos hablando de nuestro tiempo, incluso ahora en pleno siglo XXI y por desgracia la Leyenda negra hacia España se sigue alimentando y en muchos casos falsamente.

        Bueno, theo, la obra de Parker en mi oinión es buena, pero no definitiva. Creo que lo más sabio es tener varias obras de distintos autores sobre este tema, seguro que si comparamos, contrastamos y demás tendremos una mejor “visión” de los hechos e incluso veremos mellas con toda seguridad.

        ¡Saludos!

      • Tasos dice:

        Tengo en lista de espera esta, por lo que parece, fenomenal obra y con una reseña así sin duda adelanteré su lectura.
        Menuda cantidad de argumentos se esbozan… Desde luego promete.
        Muchas gracias, JF, por el avance.

      • JF dice:

        Muchas gracias Tasos. Sí, argumentos no le falta a la obra, además de lo bien elaborada y documentada que se encuentra. Seguro que te gusta la obra.

        ¡Saludos!

      • Muchas gracias JF por la magnífica reseña. Como autor de “Contra Armada” me siento feliz de que la obra encuentre tan hospitalario abrigo. Es así como se ayuda a rescatar la verdad histórica, tantas veces sepultada por la historiografía. La traducción al idioma franco ya está en marcha, y espero con curiosidad las posibles reacciones que genere. Si quereis más información sobre la obra y su andadura, os invito a visitar mi página contraarmada.com. Ahí podeis también adquirir el libro dedicado, y compartir impresiones. Estoy a vuestra disposición.

        ¡Un saludo cordial!

        Luis Gorrochategui, autor de Contra Armada

      • dra dice:

        Ah si? Y en que puntos de venta estara esa traduccion? Lo voy a comentar por los foros.

      • JF dice:

        Gracias a Vd., Sr. Gorrochategui por sus palabras en mi reseña.
        Cuanto me alegro que la obra se traduzca al inglés. Sí, ya veremos las reaciones que pueda causar… y creo que no sólo en Gran Bretaña, sino en todo el mundo anglosajón.

        Un saludo.

      • Luis Rivas dice:

        He leído el libro el año pasado y he tenido el placer de acudir a una de las presentaciones que del mismo hizo el Sr. Gorrochategui (en El Ferrol) junto con el también genial escritor e historiador Juan Granados (su novela El Gran Capitán es fabulosa) y su pasión relatando los hechos que cuenta el libro no dejan a nadie indiferente.
        Es un libro magnífico, lo recomiendo a cualquiera.

      • Francisco Queiruga dice:

        Desde París, sigo este extraordinario debate y no menos extraordinaria presentación de la obra de Luís Gorrochategui, que tuve la suerte de leer en sus primeros instantes de vida. Y si algo puedo añadir es que su planteamiento estratégico debiera ser de obligada enseñanza en el marco de seminarios de Política Internacional en las Altas Escuelas. La mejora de la Marca España es vital en la conquista de nuevos mercados, que las nuevas formas de guerra económica exigen.
        Un saludo desde La France

      Deja un comentario

       

      Ediciones Platea

         

         

         

        Revistas

           

           

           

           

           

           

           

           

          Rankings
            Wikio � Top Blogs � Literatura

             

            Bitacora belica

             

            Sitio web galardonado con el certificado de calidad plata por sus contenidos de Historia Militar

             

            directorio blogs
            Bitacoras.com
            Top Militar e Historia Militar Top World War Two
            Militaria links topsites. War relics top 100 military and collecting sites
            IBSN: Internet Blog Serial Number 000-000-88-00
            Top Militar
            VVS RKKA Topsites List